q Alcázar Es Historia - Turismo Cultura Alcazar de San Juan

Alcázar Es Historia

Alcázar Es Historia

La Historia de Alcázar de San Juan va desde la edad de piedra hasta nuestro tiempo, pasando por la invasión árabe, la Edad Media o el Siglo de Oro, o la llegada del Ferrocarril.

Desde la edad de piedra hasta la época romana

El origen de Alcázar de San Juan se pierde en la Edad de Piedra, pues de esta época se han encontrado en nuestro término municipal restos de algunas civilizaciones asentadas en esta zona, como es el caso de hachas pulimentadas, puntas de flechas y cerámicas, entre otros objetos.

Se han encontrado varios yacimientos prehistóricos fuera del espacio puramente urbano, como el de La Motilla de los Romeros y en los Fondos de Cabaña del Yacimiento de las Saladillas del entorno de las lagunas, ambos de la Edad del Bronce, o los más recientes restos calcolíticos e íberos detectados en el paraje de Piédrola.

Mostrar más contenido

Desde la invasión árabe hasta el siglo XVIII

Con la invasión árabe en el año 711, se dota a esta zona de un importante complejo defensivo, al que llamaron “Al-kasar”, que significa Alcázar-palacio fortificado, quedando la población dentro de la Taifa de Toledo. Tras la caída de ésta en el año 1085 La Mancha se convierte en frontera, siendo la localidad conquistada y fortificada a manos cristianas.

La repoblación, gestión y defensa es encomendada a la Orden militar de San Juan de Jerusalén, que se había establecido en La Mancha en 1189, formando el Gran Priorato de Castilla y León, con sede en Consuegra, aunque en “Alcázar de Consuegra” se establece un palacio prioral.

Mostrar más contenido

Siglos XIX y XX

El siglo XIX fue para Alcázar de San Juan el siglo de la decadencia, ya que a lo largo de él fue perdiendo lo que durante siglos dio esplendor a esta villa. El rey francés José Napoleón I dictó el 10 de abril de 1810 un Decreto para ordenar una nueva división territorial de España y en él se estableció que Alcázar fuera una simple municipalidad dependiente de la Prefectura de Ciudad Real, perdiendo todos los privilegios. También desaparece el Priorato de la Orden de San Juan, que durante siete siglos marcó la vida de estas tierras. Desde este momento Alcázar de San Juan empieza a pertenecer jurídicamente a la provincia de Ciudad Real, cuando históricamente perteneció a la de Toledo.

Mostrar más contenido